Facebook Twitter Google +1     Admin

ACCIONES LIBERTARIAS

El frente de acciones libertarias, es una organización política libertaria, por ende, procuramos una estructura horizontal basada en los principios fundamentales de apoyo mutuo, la autogestión y el cambio social de abajo hacia arriba. Sabiéndonos sujetos políticos y activadores de la justicia integral, accionamos desde diversos flancos como lo son: el ecologismo, el antipatriarcado, la pedagogía para la autonomía, la lucha obrera, campesina e indígena. Nuestra lucha está en las calles, en el proceso educativo, en las fabricas, en nuestras casas, en nuestro día a día. El poder se logrará destruir una vez construyamos redes anticapitalistas y cooperativistas; proceso que requiere compromiso sostenido en el tiempo, como diría Benedetti en uno de sus poemas:

***Para gozar el mañana hay que pelear el ahora***

Temas

Archivos

Enlaces


Se muestran los artículos pertenecientes al tema BIOGRAFIA DE LA SEMANA.

Biografia de la semana

20070224063549-imagen1.jpg

En conmemoraciòn del dìa de la mujer recordamos

¡Nunca me he dejado humillar, ni por mujer ni por negra!...
Gracias a los valores que me enseño  mi madre y mi padre!
Argelia Laya

Docente, Guerrillera, Madre, Mujer humana y Humilde. El 10 de Julio de 1926 la población de Rió Chico, en el Estado Miranda, vio nacer a una de las mujeres del siglo XX que ha trascendido en la Historia venezolana:

Argelia representa la voluntad férrea en el compromiso, el arrojo y sacrificio por las ideas de igualdad y justicia, el trabajo incansable por los derechos humanos y sociales, la solidaridad incondicional en la lucha por los derechos de las mujeres, y también, la defensa de los más altos valores y principales del país, el apoyo fraterno en las causas humanas y el amor infinito por su patria.

La política venezolana tradicional, ha estado primordialmente ocupada por la presencia masculina, no por la falta de participación y representación de las mujeres, sino por una cultura de inequidad en el ámbito político que ha desconocido la lucha y el trabajo tesonero de la mujer, pero esta situación, como toda condición social forzada, ha revelado suficientemente la carencia de justicia e igualdad en la cual se ha sustentado, y muy por el contrario, ha demostrado la fortaleza de las convicciones humanas, sociales y políticas de la mujer venezolana, a través de personas extraordinarias como Argelia Mercedes Laya López.

Argelia es una de las mejores representantes de la política, como medio para lograr la felicidad del pueblo; el nombre y la labor de Argelia han rescatado su verdadero fin social. La política nacional siempre estará en deuda con Argelia Laya, por las reivindicaciones que en su ejercicio, logro a favor de la mujer y las familias venezolanas.

Junto con su dedicación por la elevación de la función política y publica, por el logro de la igualdad y justicia social, Argelia defendió ardorosamente, con garra y tenacidad, los derechos de las mujeres en todos los terrenos. Desde la década de tos 40, no hubo conquista de la mujer venezolana, en la cual Argelia no haya combatido con el fervor de su condición de mujer aguerrida y política desde su primera vocación y profesión de educadora, defendió el derecho de las mujeres a la educación, la participación cultural y la capacitación, hasta la formulación del Plan Nacional "Educando para La Igualdad ", donde estableció los principios y estrategias para una educación por la paz y la justicia, con fundarnento en la erradicación de toda forma de discriminación por sexo, en el sistema y proceso educativo. Recordemos que su defensa del derecho de las jóvenes embarazadas a no ser excluidas del sistema de educación, se constituyo en un precedente histórico y un hito que puso en la palestra publica el derecho universal y sin discriminación a la educación.

En el área de los derechos sexuales y reproductivos, defendió el derecho de las mujeres a un embarazo seguro, a fin de evitar mas muertes por las interrupciones clandestinas de embarazos.

En el movimiento nacional de mujeres organizadas, Argelia tuvo una participación fundamental, convirtiéndose en abanderada y protagonista de las múltiples y exitosas conquistas por los derechos de la mujer. Recordemos, entre algunas de sus innumerables actividades, que de 1946 a 1958, fue Co-fundadora y Secretaria de Organización de la Unión Nacional de Mujeres y, organizadora asimismo del Comité Femenino de la Junta Patriótica ; de 1958 a 1968 pasó a ser Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres, así como también, Organizadora y Secretaria General de la Legión de "Mujeres Nacionalistas"; en la década del 60' fue Vicepresidenta del I Congreso de Mujeres Venezolanas; en la década de los 80' fue una de las promotoras de la creación de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Mujeres, Miembra de la Delegación del antiguo Congreso a la Conferencia de la ONU sobre Evaluación del Decenio de la Mujer (Nairobi-Kenya 1985), Miembra de la Comisión Femenina Asesora de la Presidencia de la Republica , Miembra de la Comisión de Cooperación con la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA , Capitulo Venezuela, Asesora del Instituto de Estudios Transculturales de la Mujer Negra y del Programa de Salud Integral de la Mujer desde la Perspectiva de Genero del antiguo Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, ahora Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

En el aspecto laboral y de normativa del trabajo, Argelia fue una de las politicas mas activas por la garantía de las prestaciones sociales, en la defensa de los derechos de la mujer trabajadora, la protección del embarazo y la maternidad en el ámbito laboral, por el establecimiento y regulación de las guarderías para las madres y padres trabajadores, así como por lograr una normativa que protegiera la salud de los y las trabajadoras.

En el aspecto social, fue una de las abanderadas en la lucha contra la feminización de la pobreza y por el reconocimiento del valor del trabajo domestico.

De todo ello, que no es mas que una somera semblanza de la verdadera dimensión de Argelia, se revela lo excepcional de su trabajo en defensa de los derechos de la mujer.

El, 27 de noviembre, fecha en la cual Argelia Laya nos dejó para permanecer por siempre en nuestros corazones y la historia venezolana, honramos una vez más, la presencia sólida y respetada de Argelia en la vida política y social del país, y su influencia determinante durante su existencia, así como en la actual y futuras generaciones, constituyendo una de las bases fundamentales del movimiento femenino popular venezolano, en su lucha por la conquista de la plena igualdad de condiciones y oportunidades para las mujeres.

Personas universales como Argelia Laya son las que con su rectitud, su alta calidad humana, su pasión por los principios de justicia e igualdad y su amor por la patria, construyen los caminos de esperanza de los pueblos.

20070114102328-imagen1.gif

Livia Gouverneur

heroína de la juventud, asesinada por esbirros batisteros cubanos refugiados en Venezuela.El 1 de noviembre de 1961, exilados batisteros dispararon contra estudiantes universitarios que llevaban a cabo una manifestación de apoyo a la Revolución Cubana dando muerte a Livia Gouverner Camero, de 20 años, alumna de la Universidad Central.

El hecho ocurrió a la 9 y media de la noche cuando brigadas de estudiantes de la UCV protestaban por la presencia de los cubanos batisteros en la quinta “La Hogareña” en Las Acacias. Desde su llegada al país, los batisteros se habían dedicado a conspirar contra las organizaciones revolucionarias venezolanas y constituido en bandas de provocadores. La protesta fue recibida a balazos desde la residencia de los exilados. Los estudiantes condujeron el cadáver de Livia hasta la casa de sus padres, situada entre las esquinas de Centro y San Benito, San José del Ávila. Livia Gouverner era una destacada activista de la Federación de Centros Universitarios y militante de la Juventud Comunista.

Al día siguiente, millares de estudiantes se congregaron en su sepelio en el Aula Magna de la UCV y rindieron un emotivo homenaje a su memoria.



EL LEGADO DE LA LUNA: JULIA HILL

20060709023207-imagen2.jpg

Convertida en escudo humano, Julia Hill, una ordinaria joven estadounidense vivió encaramada en un árbol, con la certeza extraordinaria de que -del modo que sea- debía defender un bosque californiano a punto de sucumbir por el paso de una empresa maderera.

The Pacific Lumber Company es la firma contra la que Julia blandió sus insólitas armas, en busca de frenar la tala de la zona boscosa de Headwaters, ante cuya espiritualidad esa mujer de 24 años cayó de rodillas.

Julia habitó un árbol secoya de seiscientos años y ochenta metros de altura que dejó el anonimato para ser mundialmente conocido con el nombre de Luna. Así lo bautizó su "inquilina" desde el 10 de diciembre de 1997. Dos años después, Hill bajó del árbol, tras la oferta de The Pacific Lumber de invertir en investigaciones forestales.

Recientemente, Julia presentó el libro "The legacy of Luna: The story of a tree, a woman, and the struggle to save the redwoods" ("El legado de Luna: la historia de un árbol, una mujer y la lucha por salvar los secoyas".).

20060706013957-durruti.gifNació en León, en el barrio de Santa Ana. Era mecánico-ajustador, trabajó en el sector ferroviario y en los lavaderos de las minas en Matallana de Torío, donde contactó con los mineros asturianos. Participó en la huelga general revolucionaria de 1917 como militante de la UGT, de la que sería expulsado por defender posiciones revolucionarias. Se trasladó en 1920 a Barcelona, donde se afilió a la CNT (Confederación Nacional del Trabajo). En 1922 formó junto con Joan García Oliver y Francisco Ascaso el grupo Los Solidarios, con el que perpetró un atraco al Banco de España de Gijón en 1923. Se le imputó también el asesinato del cardenal Juan Soldevila y Romero. Tuvo que huir a Argentina y a otros países latinoamericanos y europeos.En 1931 volvió a España, y se integró en el sector faísta (próximo a la Federación Anarquista Ibérica, FAI) de la CNT —beligerante con la II República— y tomó parte en las insurrecciones de 1932 y 1933.

biografia de la semana: TOMAS MONTILLA

20060617214044-imagen2.jpg“Nací en el pueblo Las Calderas de Barinitas cerca de una quebrada antes de llegar al río Santo Domingo. Era el parto número 19. Mis padres: Rosa Blanca Araujo de Montilla, y Tomas Montilla. Doña Blanca era una mujer muy respetada en el pueblo por ser la única mujer que sabía leer y la única maestra de Altamira de Cáceres donde viví una niñez, llena de alegría, de juegos, de quebradas, ríos, montañas, pájaros, libre como el viento, lleno de música, lleno de amor, de cariño, suelto, descalzo a veces, en alpargatas, sin conocer los carros, ni algo parecido. (…) A la edad de 11 años ya sabía tocar Mandolina, había aprendido a tocar solo, mirando; pasé mis primeros años en el ambiente de música, fiestas y alegría…” Aunque se acercó al Seminario de Mérida, con la intención de hacerse sacerdote, fue precisamente allí donde encontró su verdadera vocación: aprendió a tocar el cuatro y conoció a una mujer que lo apartó de la vocación eclesiástica. Ya en Caracas logra el bachillerato, y entre clase y clase iba con un grupo a tocar en otros liceos. Cuando entiende que puede ayudarse a vivir con la música, comienza a dar clases de cuatro y con eso pagó parte de sus estudios de psicología en la Universidad Católica Andrés Bello. “Allí dure tres años, me retiré por no poder pagar y por motivos políticos pues pertenecía a una célula clandestina del Partido Comunista comandada por Noel Avila, ‘El Rojo’ y el Comandante Zamora, ‘El Camarita’. Hice equivalencia para estudiar educación normal y me gradué de maestro normalista. Me casé y tuve que viajar a Barinas donde fundamos el Liceo Cándido Antonio Mesa donde participé en una huelga en contra del gobernador que no quería pagarle a los profesores y fui expulsado de Barinas. De ahí que me ví en la obligación de venirme para Guanare en 1968 al liceo Unda donde fundé el orfeón José Joaquín Burgos con el cual recorrimos todo el país hasta que los adecos lograron eliminarlo y comencé a dar conciertos sólo con el cuatro…” El amor por su instrumento queda expreso sencilla y tiernamente en estas palabras: “El cuatro llena un espacio importante en la vida de cualquier venezolano. Cuando se está fuera de la patria se tiene un cuatro y con él lloramos y recordamos. El cuatro ha sido mi compañero, me ha servido de arma y al igual que una ametralladora he dejado el mensaje justo para que el oyente lo medite. El cuatro forma parte del mensaje cultural de Venezuela y hay muchas formas de dar música a través de él.”  

“Si caigo en el camino
hagan cantar mi fusil
y ensánchenle su destino
porque él no debe morir”
  

 

Fabricio Ojeda 1929-1966

20060609014630-imagen1.jpg

Periodista y guerrillero venezolano nacido en Boconó el día 6 de febrero de 1929 y asesinado [«suicidado»] en Caracas, en los calabozos del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) el 21 de junio de 1966.

Periodista de La Calle, El Heraldo y El Nacional, representando a la Unión Republicana Democrática URD, alcanzó gran protagonismo en 1958 como Presidente de la Junta Patriótica (singular movimiento integrador nacional por encima de intereses particulares e ideológicos) que logró terminar política y militarmente con la dictadura que el teniente coronel Marcos Pérez Jiménez había establecido en Venezuela al asumir la Presidencia de la República en diciembre de 1952, y que supuso su derrocamiento por parte de las Fuerzas Armadas y su huida en el avión Vaca Sagrada hacia la República Dominicana el 23 de enero de 1958. Fabricio Ojeda realizó entonces la primera alocución pública tras producirse el vacío de poder, llamando a la tranquilidad patriótica: «Este no es el momento de la venganza.»

Tres días antes, el 20 de enero de 1958, ya se había producido el «pacto de Nueva York» [en presencia de Maurice Bergbaum, jefe de Asuntos Latinoamericanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos del Norte de América] entre Rómulo Betancourt (de la socialdemócrata Acción Democrática AD), Rafael Caldera (del socialcristiano Comité de Organización Política Electoral Independiente COPEI) y Jóvito Villalba (de la nacionalista Unión Republicana Democrática URD), por el que los representantes de estos tres partidos sellaban su solidaridad frente a la tiranía militar de Pérez Jiménez, pero marginando, de paso, al también opositor Partido Comunista de Venezuela. Acuerdo reafirmado el 31 de octubre de 1958 en el «pacto de Punto Fijo» –nombre de la residencia de Rafael Caldera– cuando se comprometieron a respetar el resultado electoral y establecer un gobierno de unidad nacional (segundo pacto del que expresamente se orilló al Partido Comunista de Venezuela, pese a que había formado parte de la Junta Patriótica).

En las elecciones generales de 1958, de las que resultó elegido presidente Rómulo Betancourt (1959-1964), fue elegido Fabricio Ojeda diputado, de la URD, al Congreso Nacional, por el Distrito Federal. Se cumplió el pacto de Punto Fijo, el gabinete Betancourt lo formaron adecos, copeyanos y urredistas, y el tripartito se repartió entre su militancia cargos y gobernaciones... hasta que la URD se retiró del gobierno y del pacto en 1962, año en el que surgen las primeras guerrillas organizadas de Venezuela en el siglo XX, inspiradas por el ejemplo triunfante de la revolución cubana.

Fabricio Ojeda, maestro, periodista y diputado, estudioso de la independencia de Cuba y admirador de la revolución cubana (que conoció directamente en sus primeros meses, al residir un tiempo en Cuba en 1960), renunció a sus cargos en 1962 y se unió a las guerrillas. Ese mismo año de 1962 apareció publicado en La Habana su libro Presencia revolucionaria de Martí. Se hizo famosa su carta de renuncia como diputado, de 30 de junio de 1962

Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris